miércoles, 30 de marzo de 2016

#115 Los caminos a la ESLIP son inescrutables

Haz click en la tira para verla a tamaño completo

Y aquí empieza mi pequeño homenaje a algunos de los profesores que me tuvieron que aguantar durante mi paso por la ESDIP. En este caso Carlos A. Rodríguez que me impartió clases de cómic y Ramón Teja, al que le tocó darme clases de creatividad. Pobres, no sabían dónde se metían.

7 comentarios :

  1. Na, la distancia más corta es la línea recta... Pero un ascensor no vendría nada mal la verdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que al menos un teleférico había...

      Eliminar
  2. Un poco tarde, pero la auditora es un bomboncito de chocolate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pídele que te... "audite" *guiño* *guiño*

      Eliminar
  3. Vamos, que los profes de la ESDIP son buenos y los profes del instituto son malo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la diferencia entre que te impongan una educación y que la elijas.
      De todas maneras, tan malos no serían, si no tendría personajes carismáticos como Paccolo ;P

      Eliminar
  4. El chistaco - Yo es que soy más de bóxer...

    ResponderEliminar

Comenta, comenta, ¡que es gratis!